Graduada en Artes plásticas, Renata Pinheiro es directora y directora de arte.

Sus obras cinematográficas tienen como característica la construcción visual como uno de los principales elementos de conducción narrativa.

Ha sido premiada por su destacado trabajo en dirección de arte en las películas Zama (Lucrecia Martel), Tatuagem (Hilton Lacerda), Deserto (Guilherme Weber) y A festa da menina morta (Matheus Nachtergaele), entre otras. Ha dirigido dos largometrajes de ficción: Amor, plástico e barulho (2013) y Açúcar (2016), y un documental, Estradeiros (2011).

Ha recibido distintos premios y sus pelíclas han participado en reconocidos festivals internacionales como en la Quincena de los realizadores (Cannes), Locarno, Róterdam y Brasilia.

 

 

JoomlaMan