A los 18 años llegó a Buenos Aires con mirada provinciana y ganas de ampliarla. Pronto estuvo inmerso en el frenesí creativo del “Under” de los años ochenta, mientras se fue formando con grandes maestros del teatro, la pintura y la escenografía. Hace 25 años que trabaja como vestuarista.

Ha trabajado en más de 30 películas. Recibió cuatro premios Sur y dos premios Cóndor de Plata. Ha colaborado con los más reconocidos directores argentinos: Lucrecia Martel (La niña santa, La mujer sin cabeza y Zama), Damián Szifrón (Tiempo de valientes), Adrián Caetano (Crónica de una fuga), Pablo Trapero (El clan – por la que estuvo nominado al Premio iberoamericano de cine Fénix), Leandri Ipiña (Revolución, el cruce de los Andes), Marcos Carnevale (Corazón de león), Luis Ortega (El Ángel). Hacedor de teatro en numerosas obras, con directores de la talla de Roberto Villanueva, Máximo Salas, Ricardo Bartís y Pompeyo Audivert.

Sigue haciendo realidad sueños propios y ajenos, ensanchando horizontes, rodeado de afectos, construyendo ahora su casita frente al mar.

 

 

JoomlaMan